La esperanza de vida en España se sitúa en torno a los 82 años, según datos de la Organización Mundial de la Salud, y se espera que esta cifra siga en aumento. No obstante, el envejecimiento de la población no solo conlleva una mayor longevidad, sino también un cambio de perfil en el que cada vez es más frecuente encontrar los llamados “pacientes pluripatológicos”, es decir, aquellos que padecen diferentes dolencias.

Este cambio, sumado al incremento del poder adquisitivo, ha hecho que cada vez más personas decidan invertir en un seguro de salud privado. En España, cerca del 20% de hogares cuentan ya con este tipo de pólizas, con un gasto medio de 440 euros mensuales según los datos del Instituto Nacional de Estadística. El bienestar importa a la gente.

La contratación de pólizas privadas también gana terreno porque las listas de espera son inferiores y, aunque las dudas más frecuentes a la hora de escoger este tipo de seguros suelen enfocarse al elegir a los profesionales o en la asistencia para consultas sobre tratamientos o diagnósticos, el avance tecnológico de los últimos años está incrementando las facilidades a la hora de entrar en contacto con personal médico.

Una de las innovaciones más atractivas que ha traído la tecnología al sector de la salud es el poder acceder a nuevas alternativas sin necesidad de visitar un centro médico. La telemedicina y los chatbots son dos de las diez tendencias para los seguros de salud en 2019 que detectó la consultora Capgemini para este año.

De hecho, la atención remota en medicina tiene cada vez más adeptos porque facilita el seguimiento de los pacientes. Chatbots como Babylon Health, con fuerte presencia en el mercado británico, utilizan la inteligencia artificial para evaluar los síntomas de dolencias como bronquitis, eczema, fibromialgia y melanoma, entre otras.

insur_space by MAPFRE

Ahora, las aplicaciones móviles ya no solo forman parte del entretenimiento, sino que cada vez destacan más aquellas que hacen seguimiento de enfermedades crónicas. Por ejemplo, la startup Insulclock ayuda con su dispositivo a mejorar la adherencia al tratamiento para la diabetes, y la app de Zensei facilita un mejor control de las enfermedades respiratorias. Ambas participan en el programa de innovación abierta insur_space de MAPFRE.

A pesar de que el uso de estas apps no garantiza el no requerir atención médica, un desarrollo puntero de estas puede contribuir al sector de seguros de salud en cuestiones de prevención y en la simplificación a la hora de dar servicio a los pacientes. En este caso, los wearables que ayudan a medir datos tan relevantes como las pulsaciones o los niveles de glucosa en sangre y que monitorean en tiempo real las constantes son prácticos y resolutivos.

Las compañías de seguros avanzan hacia un modelo en el que el internet de las cosas pueda ayudar a los pacientes a los que se le detectan síntomas en las etapas tempranas de la enfermedad, y para obtener soluciones rápidas gracias al avance digital.

MAPFRE, que apuesta por la innovación a través del programa, también mira con atención las tendencias de insurtech aplicadas en salud, con el objetivo de que las startups puedan desarrollar nuevas ideas con base tecnológica que mejoren los servicios médicos de las aseguradoras y, sobre todo, mejoren la vida de los pacientes.

Wanna be part of our program?APPLY HERE