El ADN es como nuestro DNI genético: personal, único e intransferible. En su interior, las células guardan información muy valiosa que sirve directamente para entender mejor nuestro cuerpo. En particular, nuestra salud. El análisis del genoma, una técnica de la que se habla cada vez más, puede darnos información sobre la predisposición a enfermedades y la efectividad que tendrá un tratamiento en el organismo. Es decir, permite adelantarse a la enfermedad y predecirla.

El desarrollo de la tecnología ha hecho posible analizar mejor esos datos y ofrecer mejores servicios de medicina personalizada. Esto es lo que hacen Óscar Flores y Miquel Bru en Made of Genes, una compañía de secuenciación genómica que, además del estudio genético que explica cómo es una persona, incluye un análisis metabólico para entender también cómo está.

“Ofrecemos análisis genéticos del ADN y analíticas bioquímicas. Somos la primera compañía del mundo que combina esto en una sola prueba. Así, nuestros usuarios no reciben solo riesgos relacionados con la genética, sino también guías de salud presente y futura”, explica Flores, CEO y cofundador. “Esta combinación está gustando mucho al sector sanitario, clínicas y aseguradoras”, añade Bru, VP Desarrollo de Negocio y cofundador.

Y es que una de las tendencias en boga en seguros, especialmente en salud, es ofrecer servicios complementarios a sus asegurados para no tener que llegar a usar el seguro en sí. Por eso, ahora participan en el programa de adopción de insur_space de MAPFRE con el objetivo de “ajustar nuestros servicios y productos a las necesidades de la compañía”, indica Bru, y “explorar conjuntamente dentro de una gran organización cuál es la mejor forma de mejorar la vida de las personas”. 

Para ello, “vamos a trabajar para que cada día el usuario esté sano y tenga mejor calidad de vida, y no necesite usar el seguro”, indica Flores. Se trata de un cambio de paradigma, asegura: “Pasamos de una medicina absolutamente reactiva a una medicina proactiva en la que buscamos que el paciente no enferme. Una medicina personalizada”.

Es natural preguntarse si que una aseguradora disponga de datos tan privados como información genética entraña algún riesgo. En el caso de Made of Genes, uno de sus fuertes es la seguridad y la protección de la privacidad. “La aseguradora no va a usar estos datos para subir la póliza. Lo que hacemos es mejorar la vida del paciente”, asegura Bru.

De hecho, han creado una nueva línea pensada para el sector asegurador donde no se analizan tanto las enfermedades, “sino cómo podemos aprovechar la información genética y bioquímica para hacer recomendaciones en positivo, sin necesidad de explicar que se tiene riesgo a padecer una determinada enfermedad”, explica Flores.

Además, desde hace unos meses, también colaboran con SYNLAB, uno de los mayores laboratorios del mundo y líder en servicios de diagnóstico clínico en Europa. “De esta forma, garantizamos que todo el proceso, desde la toma de la muestra hasta la validación de los resultados, cuente con los más altos estándares de calidad”. La medicina personalizada es el futuro, y en Made of Genes ya han puesto un pie en él.

Haz clic aquí para ver la entrevista completa.