Cada vez estamos más acostumbrados a medir con una pulsera wearable nuestras rutinas de ejercicio y pulsaciones cardíacas, a calcular cuántas calorías quemamos, a preguntarle a nuestro asistente virtual la previsión del tiempo y a pedirle que nos lea las noticias más importantes de la jornada. El uso, directo o indirecto, del internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) ya forma parte de la vida diaria de muchas personas.

Ahora que esta tecnología se sitúa más en el presente que en el futuro, hay que preguntarse hasta qué punto podemos integrarla dentro de la industria de los seguros. En el sector siempre se están buscando soluciones innovadoras y, si añadimos a esta receta el internet de las cosas y su impulso de la hiperconectividad, se forma un cóctel de gran proyección.

Una de las mejores aplicaciones prácticas en el sector de los seguros es el acceso a datos que permiten conocer mejor el mercado al que una empresa se dirige. El uso y gestión de información se convierte en la clave que permite un buen servicio a los clientes.

insur_space by MAPFRE

Si bien la cesión de datos es uno de los temas que más preocupación genera en los clientes, informes como el del Horizonte 2050 del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), detallan cómo blockchain, otra tecnología emergente, puede ser un buen aliado para proteger la información delicada procurada por el IoT. Por ejemplo, la privacidad del almacenamiento de datos en dispositivos como los wearables puede asegurarse gracias a las cadenas de bloques y el cifrado.

El IEEE también señala en su estudio que, gracias a los avances de conectividad, los procesos productivos estarán mucho más automatizados y eso impulsará la eficacia industrial reduciendo costes.

Precisamente para mejorar la gestión industrial nació Inrobin, una startup que forma parte de insur_space y que actúa dentro del llamado internet industrial de las cosas (IIOT, por sus siglas en inglés), un paso más específico dentro del IoT. Su objetivo es prevenir fallos de maquinaria e identificar riesgos gracias al uso de sensores inteligentes y de algoritmos de aprendizaje automático. Utilizando conjuntos de datos industriales, esta plataforma analiza el comportamiento de la maquinaria y monitorea riesgos para mejorar la productividad.

El planteamiento inicial del internet de las cosas era generar universos más interconectados a través de dispositivos inteligentes. Ahora, esta ventana de oportunidades se abre entre startups y compañías de seguros para hacer del IoT una tecnología con un futuro brillante en el insurtech.

Wanna be part of our program?APPLY HERE