El ecosistema emprendedor español está cada vez más consolidado y se abre cada vez a más campos, aunque se concentra en productos y servicios digitales. Es una de las conclusiones que arroja el Mapa del Emprendimiento de 2019, un informe basado en el análisis de 1.700 empresas emergentes españolas y extranjeras que han concurrido a la Startup Competition del reciente Spain Startup-South Summit, el mayor evento anual del sur de Europa para emprendedores e inversores.

Dentro de esos campos, insurtech, la aplicación de la tecnología al mundo de los seguros, se mantiene con un histórico consolidado. Es uno de los sectores, junto al fintech y el turismo, que acapara mayor actividad emprendedora.

Según este estudio, en el último año las empresas emergentes también han entrado con fuerza en industrias relacionadas con la salud y con el mercado inmobiliario (proptech), así como en soluciones de inteligencia artificial para otras empresas. Áreas y tecnologías también ligadas al insurtech.

El perfil del emprendedor

A medida que va creciendo el ecosistema emprendedor, los ámbitos de negocio van diversificándose y así también sus perfiles. Pero, ¿quién emprende en España? Los datos recabados presentan a un emprendedor con el siguiente perfil: varón (81%) de 34 años con titulación universitaria (el 74%, máster), que siempre ha querido emprender (63%) y se ha decidido a hacerlo porque ha visto una oportunidad (61%). Apenas un 5% ha emprendido por necesidad y solo un 1% estaba en paro antes de hacerlo.

entrepreneur - insur_space by MAPFRE

Ante estos datos, aunque el ecosistema emprendedor se consolida día a día en nuestro país, el Mapa del Emprendimiento llama la atención sobre dos aspectos: la necesidad de más fundadores sénior de más de 45 años y de más mujeres. Aumentar su presencia en el ecosistema emprendedor “representa una oportunidad de oro para acelerar su crecimiento”, según Spain Startup.

Aunque solo un 30% de las startups españolas cuenta con, al menos, un fundador sénior en su equipo, las mejores cifras se dan precisamente en los proyectos del sector de insurtech: la mayoría de los fundadores sénior se inclina por hacerlo en seguros y en tecnología; en concreto, cerca de un 34%. Según Spain Startup, “los fundadores sénior son más numerosos en sectores tecnológicos conectados con una especialidad profesional”, lo que podría indicar una relación entre la experiencia y la detección de oportunidades de negocio.

De ahí que el Spain Startup-South Summit llame a promover el emprendimiento entre los profesionales de más 45 años y a atraerlos a ese círculo virtuoso que está generando un retorno positivo en el emprendimiento español.

Volver a emprender, seguir creciendo

La filosofía del emprendimiento implica de manera innata la palabra fracaso, eximiéndola de su negatividad. Porque cuando nos equivocamos, aprendemos a hacerlo mejor. Empezar en un garaje, cometer errores, tener que cambiar el rumbo del negocio, volver una y otra vez a empezar, tener nuevas ideas, emprender de nuevo.

En España, un 46% de los fundadores encuestados en este estudio ha emprendido una sola vez, y otro 46%, dos veces. Sin embargo, solo un 4% ha llegado a tres. El gusanillo de ser emprendedor.

En cualquier caso, el mapa español revela que el emprendimiento va dando buenos resultados. Según el análisis realizado, el 34% de las startups españolas se encuentra en fase inicial (early stage) tras una media de 2,2 años desde su constitución. El 49% genera ingresos y el 17% obtiene beneficios (una vez deducidos impuestos y gastos financieros). De manera natural, se prevé que las cifras de madurez de startups vayan creciendo y se espera, igualmente, que muchas sean del sector insurtech.

Wanna be part of our program?APPLY HERE