Las cada vez más extendidas prácticas de economía colaborativa, como la de compartir los coches en ciudad, precisan seguros flexibles que permitan la cobertura intermitente y a demanda del usuario: solo cuando la solicite

“¿Por qué pasar por la molestia de comprar un coche cuando solo quieres conducir?”. Esta pregunta tan sencilla es el reclamo publicitario de Share Now, la joint venture (alianza comercial) formada por car2go y Drive Now, que tiene 850 coches eléctricos en Madrid (y otros 2.000 en París, Ámsterdam y Stuttgart) a disposición de quien desee reservarlos a través de la aplicación móvil.

Es el car sharing comercial de flota libre: vehículos estacionados en la calle, pago por minuto y desplazamientos cortos, con el que ya están familiarizados los urbanitas de toda Europa.

A Share Now se suman en Madrid otras tres – Emov, Zity y Wible que, no conformes con el desarrollo urbano, van extendiendo su uso más allá de la ciudad. La mayor autonomía de las baterías lo permite y los precios son verdaderamente competitivos.

También suele llamarse car sharing al ride sharing, la práctica de compartir un viaje con otros usuarios en un vehículo particular –a través de plataformas como Blablacar–, pero el modelo comercial urbano es el que más ha proliferado en los últimos años, una tendencia que no para de crecer.

Según una encuesta sobre la movilidad del futuro realizada por Europcar Mobility Group España, el 70% de los conductores de nuestro país ve como alternativa válida el abandono de su coche particular para pasarse al uso compartido. El aumento de la conciencia ecológica, la posibilidad de circular y aparcar sin restricciones en las grandes ciudades y el ahorro (en gasolina, seguro y mantenimiento) son razones de peso que van convenciendo a cada vez más conductores, sobre todo urbanos.

Y, además de los coches, están las motos, y las bicis, y los patinetes. La tecnología para la economía colaborativa ha acelerado en los últimos años un cambio de paradigma en la movilidad urbana, igual que antes lo hizo en el alojamiento vacacional.

car sharing 2

Cobertura a demanda

Como no hay conductor ni coche sin seguro, las compañías aseguradoras se han encontrado con la necesidad de dar rápida respuesta a las nuevas tendencias de conducción.

Por un lado, deben cubrir a las operadoras propietarias de los vehículos –que obligan al conductor a pagar hasta 500 euros en caso de siniestro de su responsabilidad–. Por otro, a los conductores que hagan del car sharing su principal manera de desplazarse. Y es aquí donde se presenta el reto de la personalización: la póliza de “pago por uso” o la también llamada “cobertura a demanda”. En otras palabras, las personas tendrán la libertad de asegurarse por períodos más cortos cuando lo deseen y donde lo necesiten, y no pagar las primas cuando no las requieran.

Algunas startups ya están en el camino de la cobertura a demanda, bien ideando sus propios servicios, bien dando soluciones tecnológicas a las grandes aseguradoras. En España podemos ver seguros específicos para conductores habituales de car sharing con unas primas de entre 30 y 70 euros al año dependiendo si se conduce solo coche o también moto, y de si tiene asistencia sanitaria por accidente o no. Pero la prima flexible en función del uso y de la calidad del uso es aún una asignatura pendiente.

La economía colaborativa en general y el car sharing en particular requieren fórmulas que convenzan a los usuarios y tecnología que les dé soporte, por lo que es un campo lleno de oportunidades para el emprendimiento insurtech. Especialmente para dar servicio, agilidad y versatilidad a las grandes aseguradoras, que, a su vez, se están asociando con las plataformas y las operadoras de servicios compartidos.

También es un campo abonado para los agentes y corredores que logren conectar las startups insurtech con las grandes compañías de seguros. El director ejecutivo de la British Insurance Brokers’ Association, Graeme Trudgill, sitúa a estos agentes como principales engranajes del desarrollo de la economía colaborativa. Los que primero den con la tecla gozarán de una ventaja competitiva sobre los demás.

Wanna be part of our program?APPLY HERE