En 2003, el profesor de la Universidad de California en Berkeley (EE. UU.) Henry Chesbrough describía un nuevo modelo de innovación industrialque comenzó a calar en las grandes empresas, y que hoy en día se ha convertido en un imprescindible. La innovación abierta había llegado para quedarse.

En palabras del experto, innovación abierta significa usar flujos internos y externos de conocimiento para acelerar la innovación interna, y así ampliar los mercados para el uso externo de esta innovación. En contraposición a la innovación cerrada, aquí el conocimiento fluctúa desde fuera de la organización hacia dentro, y viceversa.

Este modelo ha despuntado de manera vertiginosa en los últimos años, y ello va también ligado a la evolución tecnológica, como explica el Open Innovation Senior Ecosystem Builder y creador de la Comunidad de Innovación Abierta de BBVA, Ignacio Villoch: “Ahora disponemos de las plataformas y herramientas para colaborar de manera más rápida, y la conectividad y las redes sociales permiten conectar personas e ideas”.

Innovación Abierta - insur_space by MAPFRE

También se ha producido un cambio demográfico, generacional y de mentalidad. “La innovación abierta está muy conectada con la economía colaborativa, la economía circular, la eliminación de barreras como las patentes… Hemos entendido que las ideas no se gastan por compartirlas”, añade Villoch.

Aunque la tecnología sea importante y tenga un papel enorme como facilitador de la disrupción digital, el experto también destaca que lo más relevante es la actitud de las personas: “La cultura es algo muy difícil de cambiar en abstracto. Con la innovación abierta hay que hacer un ejercicio de humildad y reconocer que en tu organización no tienes todo el talento que necesitas”.

Para absorber ese otro talento externo, hay que tener “una membrana lo bastante porosa y permeable, ser mucho más abierto, dar y recibir”, dice Villoch. Entre las variadas iniciativas, se pueden plantear retos a universidades y escuelas de negocios, hacer onboardings y mentorías con startups, o impulsar modelos de aceleración e incubación.

“Es importante encontrar un equilibrio entre explotarlos recursos que tienes y explorar lo que está por venir. También tener una visión y un plan de acción concretos: ¿qué voy a hacer con las ideas que pida a la gente?, ¿cómo las voy a implementar?, ¿cómo las voy a recompensar?”, señala Villoch.

Innovación Abierta - insur_space by MAPFRE

Este paradigma de la innovación abierta tiene grandes oportunidades en el mundo del seguro. “Las aseguradoras están cabalgando la segunda ola de la digitalización muy rápidamente. En una industria con tantos intermediarios, hay muchas posibilidades para mejorar la eficiencia y la agilidad, tanto en el seguro de salud y el de vida, como en el de automóvil y hogar”, explica Villoch.

Por eso,MAPFRE apuesta por la innovación abierta a través del programa insur_space. Aquí, ofrecemos un espacio colaborativo y abierto a las compañías de tecnología y seguros, con el objetivo de impulsar nuevas soluciones que generen un impacto positivo en el sector.

A través de esta colaboración activa, facilitamos el desarrollo de nuevas ideas, conceptos y productos mediante los pilotos y pruebas que las startups participantes están realizando, siempre bajo la tutoría de nuestros expertos y con acceso a datos reales de nuestros mercados internacionales. La innovación abierta ha llegado a MAPFRE para quedarse.

Wanna be part of our program?APPLY HERE